Febrero 2016

Un año no dura exactamente 365 días sino que 365,2422 días y para llenar esa diferencia uno de cada cuatro años es bisiesto y febrero pasa a tener 29 días. 2016 será un año bisiesto y si bien para muchos significa que el invierno o verano durarán más según el hemisferio en que estés, los bisiestos están llenos de curiosidades interesantes y que vale la pena conocer.

7. En Inglaterra, las mujeres pedían matrimonio a los hombre los 29 de febrero

Por costumbre, tradiciones de antaño y convenciones de una sociedad patrarcal, en el caso de las relaciones heterosexuales, los hombres son quienes suelen proponer matrimonio a las mujeres. Sin embargo, los 29 de febrero, las cosas se pueden dar al revés, en una interesante costumbre deconstructiva que nació en la antigua Inglaterra. Incluso si el varón decía que no, tenía que pagar a la despechada novia una penalidad por la vergüenza social a sufrir.

6. En Suecia existió el 30 de febrero

En Suecia quisieron pasar del calendario juliano al gregoriano en el año 1700 y para ello iban a eliminar los bisiestos por 40 años para quedar al corriente. Eso si, no consideraron que estaban por entrar en una guerra que arruinó sus planes y tras ocho años dieron pie atrás al cambio de calendario. Al haber omitido dos bisiestos decidieron que por una sola vez y en 1712, febrero duraría 30 días dando paso a una fecha que nunca más vimos: El 30 de febrero.

5. Ciertos bisiestos se ignoran

Si bien lo más común es que cada cuatro años exista un año bisiesto, esto no se da en todos los casos. Si un año bisiesto considerado de fin de siglo puede dividirse por 100 pero no por 400 pierde esa condición. Los años 1700, 1800 y 1900 no fueron considerados como bisiestos, pero el 2000 si tenía las condiciones para serlo. Esto se hace para añadir mayor exactitud a la duración astronómica de los años.

4. Generaciones nacidas en bisiestos

La familia Keogh tiene un árbol genealógico bastante particular, ya que el abuelo nació el 29 de febrero de 1940, su hijo un 29 de febrero de 1964 y la nieta el 29 de febrero de 1996. Ya imagino la fiesta familiar que se da cada cuatro años.

3. El 29 de febrero es el día de las enfermedades raras

Los años bisiestos no son comunes ya que se dan una vez cada cuatro años, esa rareza dio para que todos los 29 de febrero sean conmemorados como el «día de las enfermedades extrañas», aquellas que se dan en un porcentaje ínfimo de la población buscando educar a la gente sobre estas condiciones que pocos conocen.

2. Una mujer noruega dio a luz tres veces durante días bisiestos

Nacer en un día bisiesto es raro aunque compartir esa peculiar característica con tus hermanos lo es aún más. Una mujer noruega dio a luz el 29 de febrero de los años 1960, 1964 y 1968 por lo que esta familia celebra en grande los bisiestos, ya que las probabilidades de nacer un 29 de febrero son de una en 1461.

1. En Grecia, casarse en un año bisiesto es considerado de mala suerte

Los griegos consideran que los bisiestos son de mala suerte y muchas parejas evitan casarse durante estos años. Una de cada cinco parejas griegas prefiere esperar a que termine el año bisiesto antes de legalizar su unión, lo que da pasa a compromisos más largos que lo habitual, todo para evitar la mala fortuna.

Un bisiesto nunca pasa desapercibido y si bien quienes nacen un 29 de febrero suelen celebrar sus cumpleaños el 28 del mismo mes o 1 de marzo, saben bien que cada cuatro años se da una fecha especial que tiene una significancia importante.

batanga.com / Isabel Valenzuela 27/11/15

7 interesantes datos sobre los años bisiestos que quizá no sabías