...El desarrollo tecnológico en la NASA, así como los gastos en sus complejas misiones espaciales, a menudo son objeto de una fuerte crítica popular, afirmando que la gran cantidad de dinero que se utiliza en los procesos bien podría destinarse a fines más importantes aquí, en la Tierra, en lugar de viajes al espacio. Sin embargo, muchos desconocen cómo, en realidad, numerosas tecnologías y aportes de la NASA han revolucionado la medicina, por ejemplo, resultando sumamente útiles. Por ello, hoy quiero enseñarte 7 aportes que la NASA hizo a la medicina.

7. Angioplastias láser

Una angioplastia es un procedimiento médico a través del cual se busca dilatar una arteria ocluida para restaurar el correcto flujo sanguíneo, obstruido por ejemplo, por placas de colesterol. El procedimiento era bastante complejo e invasivo, pero gracias a las angioplastias láser, hoy es mucho más simple, menos peligros y también menos invasivo. Gracias a los aportes de la NASA al campo de la medicina, hoy puede realizarse una angioplastia introduciendo un pequeño par de cables en la arteria necesaria, para desintegrar las placas con láser ultravioleta a 65 °C. Además, este método es hasta un 85% más eficaz, menos doloroso, con menos riesgo y al no ser invasivo, no se necesita una cirugía.

6. Marcapasos

En el pasado, cuando una persona sobrevivía a un paro cardíaco, tenía un 55% de probabilidades de volver a sufrir otro ataque en el correr de los próximos 2 años. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos de la NASA y el perfeccionamiento de los marcapasos, ese riesgo puede disminuir hasta un 3%. Estos nuevos marcapasos se pueden controlar en forma remota y aplican una tecnología que fue inspirada por los satélites de la NASA.

5. Dispositivos para el análisis de sangre

Una de las grandes prioridades para la NASA es traer a los astronautas de nuevo a la Tierra sanos y salvos. Para ello, el desarrollo tecnológico y la preparación es esencial, pues no importa qué tan en forma pueda estar el astronauta, uno nunca sabe qué cosas pueden suceder en el espacio. Así fue que, entre otras cosas, la NASA desarrolló el dispositivo clínico de análisis de sangre portátil, capaz de leer la acidez, alcalinidad, niveles de dióxido de carbono, bicarbonato, sodio, potasio, cloruro y glucosa en sólo dos minutos, con apenas 65 microlitros de sangre, es decir unas 3 gotas. Hoy es muy útil para viajes largos, vuelos, viajes en submarinos, etc.

...4. El Scanadu Scout

Scanadu Scout es un complejo dispositivo médico de mano que, además de parecer salido de Star Trek, fue desarrollado por la NASA y permite medir los signos vitales de forma fácil y rápida, habiendo cada vez más personas que adquieren uno para tener en el hogar. Para ser más precisos, en apenas 10 segundos, este pequeño dispositivo portátil mide la temperatura, los niveles de hemoglobina y la frecuencia cardíaca con un 99% de precisión, siendo más que útil y posible gracias a la NASA.

3. Estimulador de tejido humano

Este dispositivo fue desarrollado por los mismos científicos que trabajaron en la creación del marcapasos de la NASA. El mismo se implanta en los centros cerebrales o zonas nerviosas importantes del cuerpo, mediante estímulos eléctricos permite reducir o hasta detener el dolor crónico, así como también los impulsos involuntarios. Como el marcapasos, el estimulador puede controlarse en forma remota.

2. Prótesis

La NASA realmente revolucionó lo referente a las prótesis con un aporte esencial: un material originalmente creado para transbordadores espaciales que han hecho posible prótesis mucho más complejas, fuertes, ligeras, versátiles e inteligentes. Piernas robóticas capaces de correr, manos artificiales funcionales a gran nivel y entre otras cosas, incluso un exoesqueleto robótico.

1. Implante coclear

Los implantes cocleares son sumamente importantes para todas aquellas personas que han tenido la desgracia de sufrir problemas de audición o incluso perder el sentido de la escucha por problemas físicos. No obstante, estos implantes son en realidad una versión mejorada del audífono electrónico implantable, desarrollado por Adam Kissiah, ingeniero de la NASA. Kissiah sufría de pérdida auditiva gradual y contando con las instalaciones y los presupuestos necesarios provistos por la NASA, durante la década de los 60 trabajó en el dispositivo para mejorar su situación y ayudar a quienes padecían los mismos problemas.

Ojocientífico.com 19/04/14