La falta de calcio se relaciona con la disminución de la densidad ósea y con un alto índice de fracturas, también con el desarrollo de la osteoporosis, por eso los entendidos recomiendan que el consumo para adultos debe ser unos 1.000 mg. diarios, pero no todos tomamos lo suficiente.

Ahora te preguntarás si con tu vaso de leche diario alcanzas esa cantidad, pues si te pensabas que así era estabas equivocado. Un vaso de leche normal, unos 250 ml., tiene un contenido en calcio que ronda tan solo los 300 mg., pero no te preocupes porque hay muchos otros alimentos que puedes consumir para alcanzar el calcio recomendado. Y es que no todo el calcio está en los lácteos, de hecho somos la única especie que consume leche de otro animal y que, además, lo hace después del destete. El resto de mamíferos limitan su ingesta de leche a edades tempranas, por tanto existen en la naturaleza muchas otras fuentes de calcio provenientes de otros alimentos. Si eres intolerante a la lactosa, sencillamente no te gusta la leche, o por alguna otra razón no quieres consumirla atentos a la siguiente lista de alimentos:

- Espinacas y resto de vegetales verdes. Si lo pensamos la naturaleza ya nos da una pista de esto, la vaca come pasto, el pasto es verde y... los alimentos de color verde son una de las fuentes principales de calcio. Para que te hagas una idea, una taza de espinacas cocidas contiene unos 200 mg. de calcio.

- Sardinas . Las sardinas son ricas, además de en calcio, en vitamina D y Omega 3. Con 7 filetes de sardinas estaremos dando a nuestro organismo unos 321 mg. de calcio.

- Higos. Antioxidantes, fibra y calcio en esta pequeña fruta que contiene unos 54 mg. por cada pieza.

- Naranjas . Puedes comenzar la mañana con este cítrico que aporta unos 65 mg. por cada pieza de tamaño mediano.

- También puedes completar tu desayuno con unos copos de avena , pues cada 100 gr. de este rico cereal contiene unos 54 mg. de calcio.

- Garbanzos . Y es que una taza de esta redonda legumbre aporta unos 150 mg. de calcio.

Ya sabes, no todo el calcio es blanco ni está presente en los lácteos, puedes encontrarlo en muchos otros alimentos. Así pues, que la leche no sea una excusa y consume el calcio recomendado con los alimentos que más te apetezcan.

esquire.es 17/11/14