¿Sabías que los perros no sorben el agua sino que la muerden y que durante 2015 nació la primera camada proveniente de un vientre de alquiler? Mira estas 5 curiosidades sobre nuestros inseparables compañeros, desde que iniciaron su andadura por el planeta, hace más de 30.000 años.


5. El lobo es invitado a comer

Hay consenso en la comunidad científica en que el perro proviene del lobo, sin embargo, no hay acuerdo total en cuanto al lugar de la venida al mundo del mejor amigo del hombre. Lo del hombre-lobo es un mito, pero no lo es el del lobo-perro. Con toda probabilidad, el primer lobo que se convirtió en perro fue uno muy hambriento que se acercó a un grupo de seres humanos que comían carne asada y tiraban algunos desperdicios. A ese lobo salvaje, que debe haber sido un lobo gris, le encantó el gustito del asado, lo mismo que antes había deleitado a esos seres extraños que parecían tener solo dos patas. Por los análisis genéticos, tanto de las especies de lobos como de las de perros, una versión bien fundamentada sitúa esas primeras invitaciones a cenar en el territorio de Asia que hoy conforma China. Así que el perro sería chino.

4. Un viaje que duró 5000 años

Los perros habrían vivido aislados en China por 18 000 años. Entonces echaron a andar y les tomó 5000 años atravesar el Medio Oriente y el continente africano para al fin asomarse a Europa. Se cree que el primer perro doméstico europeo vivió hace 10 000 años. Hay una tendencia a pensar que el primer perro llegó a América con los conquistadores españoles. Ciertamente, los primeros registros documentales sobre el perro en el Nuevo Mundo provienen de la conquista, cuando fueron utilizados principalmente para intimidar a los nativos. Ya podemos imaginarnos el miedo de un indígena mexicano o colombiano ante el porte y agresividad de un mastín. Sin embargo, algunas versiones, apoyadas en estudios genéticos, señalan que el perro llegó a América del Norte desde Siberia, a través del Estrecho de Bering, con poco tiempo de diferencia (solo unos 1000 años) respecto a su avecindamiento en Europa.

3. Las diferencias se reducen

La domesticación de los animales estimula su libido y hay cachorros que a los seis meses ya andan ansiosos de pareja. Igualmente, los canes se mantienen sexualmente activos hasta que se hacen muy viejos. El embarazo de las perras tarda unos dos meses y una camada promedio es de unos seis cachorritos. No estamos superpoblados de perros porque las hembras entran en celo solo dos veces al año.

Hasta aquí, las diferencias con los seres humanos son notorias. Sin embargo, a pesar de que la llegada del perro se retrasó por lo menos 2,5 millones de años con respecto a la del hombre, hay un curioso evento en el que lograron acortar la diferencia. El primer «bebé probeta», la inglesa Louise Joy Brown, vino al mundo en 1978 y el primer «cachorro probeta» nació en julio de 2015, una diferencia de solo 37 años, lo que demuestra que el perro está acortando distancias.

2. Las diferencias se reducen

La domesticación de los animales estimula su libido y hay cachorros que a los seis meses ya andan ansiosos de pareja. Igualmente, los canes se mantienen sexualmente activos hasta que se hacen muy viejos. El embarazo de las perras tarda unos dos meses y una camada promedio es de unos seis cachorritos. No estamos superpoblados de perros porque las hembras entran en celo solo dos veces al año.

Hasta aquí, las diferencias con los seres humanos son notorias. Sin embargo, a pesar de que la llegada del perro se retrasó por lo menos 2,5 millones de años con respecto a la del hombre, hay un curioso evento en el que lograron acortar la diferencia. El primer «bebé probeta», la inglesa Louise Joy Brown, vino al mundo en 1978 y el primer «cachorro probeta» nació en julio de 2015, una diferencia de solo 37 años, lo que demuestra que el perro está acortando distancias.

1. Curiosas mordeduras

Todo dueño adora a su perro pero a muchos les incomoda su manera de comportarse cuando bebe agua; frecuentemente derraman el líquido y hay que buscar la fregona para no correr riesgos de un resbalón o algo peor ¿por qué los perros son tan desorganizados al matar la sed? La pregunta se la hicieron algunos investigadores de la universidad estadounidense de Virignia Tech y decidieron observar a un grupo de 19 canes, de distintas especies, mientras bebían agua. Las filmaciones fueron sometidas a análisis de laboratorio y los científicos quedaron sorprendidos al descubrir que los perros no succionan el agua como el hombre y otros mamíferos, sino que literalmente la muerden. Ya sabíamos que nuestros amigos podían morder, sobre todo cuando alguien los irrita, pero no que saciaban la sed a mordiscos.

¡La próxima vez, no te molestes con tu perro por su desconsiderada manera de beber!

batanga.com / Alcides González 03/01/16

5 sorprendentes cosas sobre los perros que han pasado en los últimos 33 000 años