Hay cosas que todos sabemos, que se repiten hasta el cansancio en la educación formal e incluso en ámbitos informales. Son datos de conocimiento general que nadie toma por falsos, dado que son demasiado conocidos. Sin embargo, hay ideas falsas sobre el planeta Tierra que seguramente no conocías, y si quieres estar un poco más informado, debes leerlas a continuación.
5. El Monte Everest se mueve hacia arriba

Hace 50 millones de años, la India chocó con lo que hoy es Asia, elevando el nivel de los Himalayas, incluido el Monte Everest. Hoy el Everest tiene 9 kilómetros de altura, y como la colisión sigue técnicamente sucediendo, su nivel debería aumentar. Los investigadores han descubierto que no es así, y que en realidad se está moviendo hacia el norte a una velocidad de 42 milímetros al año.

4. El Monte Everest es la montaña más alta del mundo

Todo el mundo piensa que el Everest es la montaña más alta del mundo, pero en realidad este título se lo lleva Mauna Loa, en Hawaii. Aunque no parezca más alta que el Everest, la mayor parte de su superficie se encuentra bajo agua y por eso no la vemos. Mauna Loa mide 10,2 kilómetros, mucho más que los 9 kilómetros del Everest. Mauna Loa es aún un volcán activo, y suele tener erupciones muy seguido.

3. Las nubes son muy livianas

Cuando vemos a las nubes viajar por el cielo, enseguida pensamos que son muy livianas y por eso pueden flotar. Sin embargo, una nube común pesa cerca de 550 mil kilogramos. Las moléculas de aire tienen peso, y la presión del aire es de aproximadamente 1 kg por centímetro cuadrado.

2. Las rocas no guardan vida

Aunque una roca por sí sola parezca inerte y sin vida, dentro guarda una especie de pequeñas formas de vida llamadas endolitos. Estos seres viven en situaciones extremas, muchas veces a distancias lejanas dentro de la roca. Comen lo que cae entre las piedras, o en algunos casos son capaces de comer roca y excretar ácido que les permite romper más roca. Sin embargo, no pueden vivir en profundidades que se aproximen al centro de la Tierra, debido a que el calor no les permite reproducirse.

1. Los terremotos transcurren rápido

Los movimientos de placas pueden llegar a causar que mucha energía quede almacenada, y los grandes terremotos implican que esa energía sea liberada. Las zonas donde hubo terremotos tienen un sitio latente de energía, que cuando es liberado causa otros terremotos, generalmente de mayor duración.

batanga.com / Publicado por: Katia Silveira - Ene 15, 2015

5 falsas ideas sobre el Planeta Tierra que pueden confundirnos - Ojo Curioso