Las serpientes, esos animales tan fascinantes para unos y tan repudiados para otros, están presentes en la mayoría de los ecosistemas del mundo, tanto terrestres como acuáticos y siempre que no hayan temperaturas muy bajas. A pesar de que son bastante conocidos, estos reptiles están repletos de comportamientos y características enigmáticas que para muchos resultan aún desconocidos y que resultan verdaderamente interesantes. Por ello, hoy quiero mostrarte 5 curiosidades sobre las serpientes que seguramente no conocías y que, sin dudas, te sorprenderán.


5. Pueden crecer aunque no coman

Los ofidios tienden a pasar largas temporadas sin comer, tiempo en el que muchas veces permanecen inmóviles, en espera de una señal que les indique que es hora de buscarse el sustento. Durante ese tiempo, que puede durar hasta medio año, podría pensarse que estos animales entran en un período de inactividad orgánica casi absoluta, pero nada más alejado de la realidad. Si bien es cierto que su tasa metabólica puede reducirse hasta en un 72%, esto no impide para nada que dejen de crecer cada vez más, para lo cual emplean solamente las reservas de grasa que acumulan en sus tejidos.

4. El canibalismo de los crótalos

Es bastante común entre los crótalos o serpientes de cascabel comerse algunos de sus descendientes cuando estos no logran sobrevivir o los huevos se deterioran. Este acto de canibalismo puede llegar incluso hasta el 11% de toda la cría según estudios realizados. Esta conducta, como ocurre en otras especies que realizan algo parecido, puede deberse a una estrategia de la madre para recuperar la energía perdida en la reproducción sin tener que ir en busca de alimentos, una actividad que demanda gran esfuerzo en momentos en que sus fuerzas están bastante deprimidas y que podría ser muy peligroso para ella.

3. En realidad, las cobras no escupen

Siempre se suele escuchar que las cobras escupen cuando se sienten amenazadas, como una señal de advertencia. Pero esto no es exactamente así, aunque lo parezca. Si bien es cierto que una conducta muy difundida entre este tipo de serpientes es lanzar chorros de líquido a su supuesto adversario con una gran presión, este líquido no es saliva, sino que se trata del veneno. La sustancia es expulsada a través del canal conductor en los colmillos, producto de fuertes contracciones musculares que presionan la glándula del veneno. El peligroso veneno puede alcanzar los dos metros de distancia y la neurotoxina que posee puede causar ceguera.

2. Hay serpientes “voladoras”

Entre las curiosas formas de desplazamiento que encontramos entre las serpientes, sin dudas una de las más interesantes es la de las llamadas serpientes voladoras. Cuando quieren ir de un árbol a otro que queda algo alejado, mucho más fácil que bajar, deslizarse hasta el otro y volver a subir, es por supuesto dar un salto y planear hasta llegar a su destino. Esto lo logran aplanando su cuerpo después del salto y moviéndose en forma de S todo el tiempo para darle así estabilidad al vuelo, que puede llegar a ser de hasta unos asombrosos 50 pies.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
1. Esta serpiente parece un fideo

Leptotyphlops carlae es, sino la más pequeña, una de las serpientes de menor talla que se conocen en todo el planeta. Descubierta en el 2008 en la isla caribeña de Barbados, mide poco menos de cuatro pulgadas de largo y es tan fina como un fideo. Según un biólogo de la Universidad de Pensilvania, EE.UU, la selección natural podría haber actuado impidiendo que la especie se volviera aún más pequeña ya que por debajo de cierta talla, los individuos al nacer podrían encontrar muchas dificultades para encontrar los alimentos apropiados para sobrevivir.

batanga.com 24/08/14