Te levantas en la mañana lleno de energía y con el mejor de los ánimos, pero con el correr del día, gradualmente vas convirtiéndote en una persona rabiosa y enojada. Quizá al revés, empiezas tu día de mal humor y conforme pasan las horas, todo termina en una excelente jornada. ¿Te ha sucedido?

Bueno, sucede que como seres humanos, inconscientemente, todos estamos sujetos a modificar nuestros comportamientos ante diferentes situaciones. Hoy te vamos a mencionar 5 cosas que todos los días cambian tu estado ánimo, manipulando tu personalidad sin que te des cuenta. Comencemos el recorrido, te sorprenderás...

5. El color verde nos vuelve más creativos

Te levantaste cansado y crees que no eres capaz de rendir, pero llegas a la oficina y esta se ve bien iluminada, con paredes de color verde. Justamente, es ese tono lo que marca la diferencia. Se ha comprobado científicamente que estar alrededor del color verde te convierte en una persona más creativa. Ello se debería a que el cerebro establece las conexiones y relaciones necesarias para que el color verde nos haga sentir más cerca de la naturaleza.

4. Pensar en dinero nos hace tristes, egoístas y deshonestos

Puedes estar teniendo un día estupendo, pero al tener que pensar en el dinero, nuestro estado de ánimo cambio, la tristeza se manifiesta y se arruina el buen humor. Además, pensar en dinero puede afectar nuestro sentido ético (especialmente en ámbitos laborales) e incluso provocar que, levemente, coqueteemos con el lado oscuro de la fuerza, volviéndonos poco éticos, deshonestos. Tan sólo escuchar palabras relacionadas con finanzas y un poco de poder económico, pueden provocar un efecto negativo en nuestra personalidad.

3. Utilizar el lado derecho del teclado te hace más feliz

Esto es de lo más extraño, pero parece que las personas que utilizan el lado derecho del teclado se muestran más felices durante el día. Se cree que la causa estaría en que escribimos palabras más felices con las letras que hallan a ese lado. El fenómeno se da en diferentes idiomas y se le conoce como el “Efecto Qwerty”. Si empezaste el día deprimido, ya sabes que hacer. Dedica unos minutos a escribir sólo con las teclas del lado derecho y verás como tu ánimo mejora.

2. El buen clima nos vuelve más amables y positivos

Probablemente el más obvio de los puntos. Un día soleado tiene una influencia positiva sobre nuestro ánimo y disposición general, volviéndonos más amables y positivos, tanto en pensamientos como en la relación con los demás. En días con buen clima, realizamos compras que quizá antes hubiésemos descartado y el efecto del sol es tan potente, que durante los días soleados mejoran los índices de la Bolsa de Comercio de Nueva York.

1. Sentirnos confiados y más importantes que el resto

Las personas demasiado confiadas en si mismas, aquellas que se ven por encima de los demás, en realidad se sienten inferiores e infelices. Lo mismo ocurre en quienes conducen vehículos grandes sintiéndose poderosos. Ese poder, que sólo está en nuestra mente, convierte a las personas en verdaderos desgraciados, creyendo que pueden pasar por encima del resto y que las reglas no se aplican a ellos.

Cuando llegues al final de cada día y quieras evaluar tu jornada, piensa si alguna de estas cosas hicieron cambiar tu estado de ánimo o personalidad. Seguramente te sorprenderás al notarlo.

batanga.com 04/09/14