El 19 de setiembre de 1991, dos turistas alemanes que estaban recorriendo los Alpes cerca de la frontera entre Austria e Italia realizaron uno de los descubrimientos arqueológicos más espectaculares de los últimos años. Conservado perfectamente en el hielo de las montañas, encontraron el cuerpo de un hombre.

Con el tiempo los científicos determinarían que ese hombre había muerto más de 5000 años atrás, convirtiéndolo en la momia europea más antigua que jamás se haya encontrado. Esto hace de Ötzi alguien muy especial ya que el estado de conservación del cuerpo ha permitido a los científicos realizar análisis que han arrojado valiosas pistas sobre la vida de los antiguos europeos. Sigue leyendo para descubrir algunas de las cosas que el famoso «hombre de hielo» nos ha enseñado.


5. La moda de la época

En circunstancias normales, la ropa y otros artículos elaborados con sustancias orgánicas que acompañaban a este hombre se habrían desintegrado. Pero esa es una de las cosas que hace tan increíble al descubrimiento de Ötzi. Además del cuerpo, el hielo preservó las prendas que llevaba consigo.

Las prendas que acompañaban a la momia son bastante elaboradas. Incluyen un tapado realizado con pastos tejidos, un taparrabos, una especie de calzas y un sombrero, todos elaborados con diferentes tipos de cuero. Además, llevaba unos zapatos impermeables que parecerían estar hechos especialmente para caminar en la nieve.

Todo esto proporciona una valiosísima mirada al tipo de prendas que utilizaban los europeos de la época.

4. Tinta fresca

Quienes piensan que los tatuajes son una moda de años recientes se equivocan. Muchas sociedades antiguas los utilizaban y la de Ötzi no parecería ser la excepción.

El hombre de hielo presentaba en total 61 tatuajes, en general líneas negras, que los expertos han agrupado en 19 conjuntos. La mayoría de estos se encuentran en áreas en que análisis radiográficos han mostrado que Ötzi podría tener diferentes dolores articulares. Los científicos creen que los tatuajes podrían haber formado parte de algún tipo de tratamiento.

3. Su última cena

Los contenidos de su estómago también dejan pistas sobre la dieta de los pobladores europeos de hace más de 5000 años.

Antes de morir Ötzi habría comido carne de cabra y posiblemente también algo de carne de ciervo. Esta habría sido acompañada por algunos granos, como trigo y todo habría sido ingerido no más de dos o tres horas antes de su muerte.

Los expertos demoraron bastante tiempo en descubrir cuál había sido su última cena, ya que el estómago del hombre de hielo se encontraba más «arriba» de lo que esperaban, probablemente producto de tantos años en el hielo.

2. Su familia

Una de las posibilidades más interesantes ha sido la de analizar el material genético del hombre de hielo. Esto ha llevado a conocer varios detalles sobre su salud y también se ha podido determinar quiénes son los descendientes de Ötzi y el resto de los habitantes de la zona.

La población con el código genético más cercano al de Ötzi es la de los Sardos, de Italia, y también se han detectado al menos 19 personas en Austria que tendrían algún tipo de relación de parentesco (aunque no necesariamente serían descendientes) con el hombre de hielo.

1. Su salud y lo que esta dice sobre los primeros granjeros europeos

Ötzi es, sin dudas, uno de los pacientes más analizados del mundo. Entre tantos análisis, los científicos detectaron que este hombre de entre 40 y 50 años (una edad muy avanzada para la época) padecía varios problemas de salud.

Uno de los problemas detectados fue su intolerancia a la lactosa, confirmando la teoría de los científicos de que esta condición existiría en una sociedad como la del hombre de hielo, en transición desde cazadores-recolectores a granjeros y cultivadores.

Además, en el estómago de Ötzi se encontró una bacteria que aún hoy es común entre los humanos. Lo interesante, sin embargo, fue la variedad de esta bacteria que se encontró. Los expertos creen que constituye evidencia de que habría existido una inmigración a Europa desde Asia antes de la muerte de Ötzi y una posterior desde África.

batanga.com / María Dabezíes 11/01/16

5 cosas que aprendimos de Ötzi, la momia más antigua de Europa