Que no te den gato por liebre.

1. Naranjas valencianas cultivadas en Egipto

La exportación de cítricos en Europa desde hace décadas ha estado bajo el reinado español, sobre todo los que proceden de Valencia, Andalucía y Murcia. Aún así, su venta está sujeta a las leyes del mercado y a sus vaivenes, lo que ha situado a Egipto como principal competidor.

La naranja valenciana de Egipto pisa fuerte, y ha llegado hasta nuestros supermercados de forma masiva. ¿Al menos sigue siendo mediterránea?

2. Pulpo gallego procedente de Marruecos

El polbo á feira es un básico en la gastronomía española. Para su elaboración se necesitan: patatas, pimentón, aceite de oliva y, cómo no, el pulpo. Pero existe la posibilidad de que alguna de las muchas veces que has pedido este plato en España, lo único gallego que te hayas encontrado sea el nombre en la carta.

Desde 2006 la producción y pesca de pulpo marroquí ha aumentado de manera descomunal. Esto se debe a la gran demanda y poca oferta del pulpo gallego. ¿Demasiada hambre para tan poca comida? O, ¿demasiado descaro?

3. Miel de Estados Unidos producida en China

Las poblaciones de abejas siguen muriendo, y mientras tanto en Estados Unidos se destapa el considerado “mayor fraude alimentario” por Norberto García Girou, presidente de la Organización Internacional de Exportadores de Miel. Al parecer la miel estadounidense proviene de Asia y no es únicamente miel, sino que está mezclada con jarabe de glucosa y colorantes.

4. Aceite de oliva italiano producido en Jaén

Y la verdad que entendemos por qué. Nuestro país vecino tiene demasiada demanda, y por ello, y por el delicioso sabor, Italia compra aceite español como nunca antes lo había hecho.

5. Botellas de vino francés rellenadas de vino español

Las autoridades galas destaparon 10 millones de botellas de vino rosado español -0,35 euros por litro- vendidos como francés -0,85 euros el litro- . Este fraude se conoce como “afrancesamiento” y está condenado con hasta 2 años de cárcel y multas de 300.000 euros.

El vino indicaba que estaba embotellado en Francia pero en letra minúscula indicaba que era “vino de España” o de la “Comunidad Europea”.

tapasmagazine.es / Natalia Iglesias, 9 marzo, 2019

5 alimentos con los que te deberías sentir engañado