Recientemente, los astrónomos han lanzado la novedosa teoría de que la vida extraterrestre hay que buscarla en los cúmulos globulares, ocasión que aprovecharemos para hablar sobre estas poco conocidas formaciones del universo.


4. Millonarios en estrellas

Un cúmulo globular es una agrupación de estrellas viejas que están tan cerca, que aparecen como una mancha dorada en las fotografías. Se cree que la densidad de un cúmulo puede representar hasta un millón de estrellas recluidas en algunos pársecs cúbicos de firmamento.

El pársec es una unidad de longitud que equivale a 206 265 unidades astronómicas (una ua es la distancia promedio entre la Tierra y el Sol). Para los entendidos en matemáticas astronómicas, un pársec es la paralaje de un segundo de arco. En todo caso, los cúmulos globulares están realmente lejos.

3. Densos y lejanos

Los cúmulos globulares son una especie de satélites de las galaxias. Se cree que la Vía Láctea tiene poco más de 150 cúmulos globulares. En la galaxia de Andrómeda, la más grande del Grupo Local, habría más de 500 cúmulos. En las galaxias gigantes los astrónomos aventuran cifras de más de 10 000 cúmulos.

Como ves, todo muy impreciso. No es para menos. Si el pársec te parece largo, debes saber que la distancia entre los cúmulos y sus galaxias de adscripción se mide en kilopársecs. La enorme densidad de los cúmulos hace suponer que su masa equivale a varios millones de veces la masa del sol, que es 333 000 veces la de la Tierra.

2. La posición del Sol

El «centrismo» ha sido una especie de falso paradigma de la astronomía a través de su evolución. Siempre pretendemos ser o haber encontrado el centro de algo. Primero fue el geocentrismo, que postulaba que la Tierra era el centro de todo. Más tarde el heliocentrismo, en el que era el Sol la figura central del universo.

Después, más modestamente, la teoría señaló al Sol como el centro de la Vía Láctea. Fue el estudio de los cúmulos globulares, con algunas osadas hipótesis sobre tamaño y distribución, lo que permitió establecer la posición relativa del Sol y hace menos de 100 años tuvimos la desilusión de saber que el astro rey tampoco era el centro de la galaxia.

1. Hermanos en la lejanía

Al haber tantas estrellas en los cúmulos lunares, es de suponer que hay también muchos planetas. Esta hipotética alta densidad de planetas elevaría exponencialmente la probabilidad de que en alguno de ellos haya vida extraterrestre.

Al menos, esa es la conjetura presentada en la reunión anual de la Sociedad Astronómica Americana por científicos del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian y del Instituto TATA de Investigación de Bombay. Aunque surge por lo menos una duda. ¿Permitirían el desarrollo de la vida las descomunales fuerzas gravitacionales que se generan entre cuerpos tan cercanos? Una buena interrogante, por ahora sin respuesta precisa.

batanga.com / Alcides González 22/01/16

4 cosas que debes saber sobre los cúmulos globulares del universo