Hoy, 29 de octubre, se celebra el Día Mundial del Ictus, una fecha en la que la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) quiere recordar lo importante que es la prevención para evitar que aparezca, ya que se ha convertido en la primera causa de muerte entre las mujeres españolas y la tercera en los hombres. (Afecta a una de cada seis personas y señalar que cada vez a gente más joven).

El Ictus es un accidente vascular cerebral que ocurre cuando al cerebro le falta riego sanguíneo. Gran parte de los ictus están causado por un bloqueo abrupto de las arterias cerebrales.

Según destaca el presidente de la SEA, Fernando Civeira, para prevenir el ictus hay que "seguir unos hábitos de vida saludables, es decir, practicar regularmente ejercicio físico y llevar una dieta equilibrada, en la cual debemos reducir la cantidad diaria de sal ingerida, ya que contribuye a la aparición de hipertensión, y también las grasas saturadas, porque elevan los niveles de colesterol en sangre".