Una sonda que la NASA había enviado a reconocer la superficie lunar obtuvo en agosto de 1966 la primera toma de nuestro planeta desde ese punto.

La primera fotografía de la Tierra tomada desde la Luna se recibió por radio en la estación espacial de la NASA en Robledo de Chavela (Madrid). Era una imagen en blanco y negro, de poca definición, que la sonda Lunar Orbiter había obtenido utilizando un ordenador, una técnica que, por entonces, estaba en sus comienzos. La nave tomó 207 imágenes con un equipo de tan solo veinte vatios de potencia. En dos de ellas podía verse en el cielo negro, por encima del horizonte lunar, la forma resplandeciente de la Tierra. La primera es del 23 de agosto de 1966, y sería conocida como Earthrise, la Tierra naciente o Salida de la Tierra. Muchos periodistas la denominaron entonces la foto del siglo.

La escena cubre unos 550 km de horizonte lunar; nuestro planeta se ve a unos 380.000 km de distancia. Dos días después se obtendría la segunda, que es muy similar. Cuando finalizó su misión, la Lunar Orbiter se estrelló a finales de octubre de forma controlada contra la superficie del satélite.


La idea de sacarle fotos a nuestro mundo desde el lugar más lejano posible se remonta a los años 30. En 1935, se obtuvo la primera imagen desde un globo aerostático dirigido por los pilotos Orvil A. Anderson y Albert W. Stevens, que entonces establecieron un récord mundial de ascensión: alcanzaron los 22 km, con todas las dificultades que entraña el enrarecimiento del aire.

Imagen: NASA / LOIRP

muyinteresante.es / Ramón Núñez

1966, primera imagen de la Tierra tomada desde la Luna