Ecuador ostenta un número de importantes y bien preservados sitios arqueológicos que contienen los remanentes de antiguas culturas precolombinas. Algunos de los más importantes son:

1. Real Alto – Localizado en la provincia de Santa Elena, en la Ruta del Spóndylus, a la altura de la curva del pueblo de Chaunduy. Este sitio fue descubierto en 1971 y excavado por un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois. El sitio fue datado entre los años 4400 y 1700 a.C., lo cual lo ubica a mediados del período Valdivia. Este sitio muestra evidencias de los primeros asentamientos agrícolas en las Américas que usaron la alfarería. Hay dos museos en el sitio, uno de ellos es un excelente museo arqueológico que muestra el proceso de las excavaciones y que presenta 10000 años de historia de la Península de Santa Elena. El segundo es un museo etnográfico remodelado con los materiales de construcción tradicionales de la región.

2. Sumpa – Este pequeño pero valioso sitio se localiza cerca de Santa Elena, en la ubicación donde fueron encontrados los restos de la pareja comúnmente conocida como “los amantes de Sumpa”. La pareja pertenecía a la cultura de Las Vegas datada entre los años 8800 y 4600 a.C. El museo del sitio alberga, además de las osamentas, una descripción de los procesos arqueológicos usados durante la excavación, y una casa típica modelo.

3. Salango – Ubicado en la provincia de Manabí, a pocos minutos de Puerto López, este pequeño pueblo ostenta un excelente sitio museo que alberga una colección de 245 piezas de cerámicas precolombinas datadas entre el año 5 000 y 1 500 a.C. Las muestras incluyen descripciones muy bien investigadas de la historia y las costumbres de los antiguos habitantes locales, ofreciendo de este modo una amplia perspectiva de la cosmovisión cultural de estas sociedades. El sitio también cuenta con una biblioteca y una pequeña tienda de regalos.

4. Península de Santa Elena – Localizada en la provincia homónima, Santa Elena posee varios sitios interesantes. Formando parte de la Ruta del Spóndylus, la península es una de las áreas arqueológicas más ricas del país. Aquí se localizan los restos de la antigua cultura Valdivia. El museo Valdivia local contiene algunas de las piezas descubiertas en la región, que incluye restos humanos, estatuillas femeninas de fertilidad hechas de arcilla, y varias embarcaciones. A pesar de que las condiciones de exhibición no son las ideales, pero en mejoramiento, el museo cuenta con una interesante colección.

5. Japotó – Localizado en la provincia de Manabí, cerca de Charapotó, este sitio de 29 hectáreas de extensión fue una ciudad habitada por la antigua cultura Manteña. El sitio contiene un total de 64 tolas o montículos mortuorios. En cavernas cercanas al sitio y próximas a Chone, también pueden observarse varios petroglifos. Actualmente las visitas al sitio consisten en tours informales guiados. Su infraestructura es mínima, pero ya existen planes para hacer de Japotó una mejor atracción turística con más amenidades y un sitio museo.

6. La Tolita – Este sitio se localiza en la desembocadura del río Santiago, cerca del poblado de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas. El sitio en sí es una isla a la que sólo puede llegarse en una lancha con motor desde San Lorenzo. El viaje demora una media hora aproximadamente. La isla era un centro ceremonial perteneciente a la cultura de La Tolita, datada entre los años 600 a.C. y 400 d.C. Contiene numerosos montículos mortuorios y una impresionante cantidad de objetos finamente labrados en oro y platino, además de cerámicas. Fragmentos de diversos artefactos aún pueden ser encontrados en las playas y en las áreas que circundan las tolas. Un pequeño museo administrado por la comunidad local muestra algunos de los más sofisticados especímenes encontrados en la isla.

7. Agua Blanca – Localizada a 12 km al norte de Puerto López en la provincia de Manabí, es aquí donde una vez estuvo el antiguo pueblo de Salangome. Está considerado como el sitio arqueológico más importante de Ecuador. Fue el hogar de la cultura Manteña, datada entre los años 800 a.C. y 1532 d.C. El ciudadano más prominente de Salangome fue el Señor de Salango, un mercader con una flota de balsas que navegaban por toda la costa ecuatoriana hasta Perú por el sur y hasta México por el norte. En el sitio existe un museo administrado por la comunidad. Para llegar a las ruinas es necesario realizar una caminata guiada de 1,5 km.

8. Portovelo – La ciudad de Portovelo, localizada en la provincia de El Oro, fue el primer centro minero de Ecuador, establecido durante el siglo XVIII. Una zona rica en arqueología rodea la ciudad. Plan Grande, localizado a 17 km del pueblo de Portovelo, es un complejo arqueológico de gran importancia, con características de las culturas Cañari e Inca, que muestra una combinación de muros, restos de casas y calles de lo que pudo haber sido una importante ciudad. Cerca de este complejo han sido hallados varios restos arqueológicos, entre ellos los de Chepel, Payama, y Trencilla. Adicionalmente, en la ciudad se encuentra el Museo Mineralógico Magner Turner, que contiene la colección de minerales más importante del país, que lo convierte en uno de los más importantes museos de su tipo en América del Sur. La casa, construida entre 1950 y 1980, perteneció a la familia Turner. Actualmente ha sido expandida para ampliar el museo, cuya colección contiene unas 10000 piedras, entre preciosas y semipreciosas. Sin embargo, el museo no sólo posee minerales, también registra la historia de la región a través de muestras arqueológicas y antigüedades.

9. Museo Arqueológico Atahualpa – Localizado en la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, contiene un número de piezas arqueológicas del pueblo Caranqui, descubiertas en la provincia. Un tour por este museo permite al visitante conocer sobre las costumbres y estilos de vida de esta cultura. Otra de las atracciones de este museo es el reloj solar ubicado en el techo del edificio. El reloj posee una abertura a través de la cual entra la luz para marcar el tiempo.

10. Museo del Instituto de Antropología – Este museo se localiza en la ciudad de Otavalo, provincia de Imbabura. Ofrece una colección de muestras arqueológicas y etnográficas que permiten al visitante conocer la cultura de los otavalos. Entre sus restos arqueológicos está la réplica del cráneo de un hombre Otavalo. Esta controversial pieza fue primeramente datada en unos 28000 años de antigüedad, pero estudios posteriores la dataron alrededor del año 500 a.C. Adicionalmente, el museo cuenta con una muestra permanente de instrumentos musicales y con una biblioteca.

11. Pucará de Rumicucho – Localizado a 5 km de la Mitad del Mundo, provincia de Pichincha, el nombre del sitio significa “rincón de piedra”. El sitio fue una construcción militar Inca; una fortaleza elevada estratégicamente sobre una colina para defender esta parte del territorio del Tahuantinsuyo. Los investigadores creen que en la cima de esta colina existió un antiguo centro religioso astronómico preincaico. Durante el solsticio de verano, muchas personas de diferentes etnias visitan el sitio de Pucará de Rumicucho para recibir y disfrutar la energía brindada por el Sol. Para llegar desde San Antonio de Pichincha o desde la Mitad del Mundo, se puede tomar un taxi.

12. Museo de sitio TULIPE – Este sitio es un centro ceremonial de la antigua cultura de los Yumbos. Es una zona arqueológica conformada por 7 construcciones de piedra con formas geométricas y unidas por un sistema de canales que forman piscinas. Se cree que los Yumbos, que habitaron esta área entre los años 800 y 1660 a.C., utilizaron este sitio como centro religioso para adorar a la Tierra, la Luna y el agua. Entre sus más importantes actividades estaban las ceremonias de purificación. Usaban estas piscinas para observar el movimiento de los astros para de este modo obtener los conocimientos que necesitaban sobre fertilidad y siembras. Este pueblo alcanzó vastos conocimientos de astronomía, arquitectura y geometría. En este complejo arqueológico hay 1300 tolas de diversas estructuras, pirámides truncadas, y cerámicas no relacionadas necesariamente con los Yumbos. Este museo cuenta con tres salas de exhibición y con la asistencia de guías locales. Está ubicado en Tulipe, a 72 km de Nanegalito, en la provincia de Pichincha.

13. Cochasquí – Es un complejo arqueológico prehispánico lleno de historia y de cultura, que data del período comprendido entre los años 950 y 1550 d.C. Localizado a 18 km de Guayllabamba, en la provincia de Pichincha. Contiene 15 pirámides truncadas dispersas, junto con montículos mortuorios ubicados estratégicamente sobre una planicie al sur del macizo de Mojanda. Es el centro arqueológico más importante de la Sierra norte ecuatoriana. A pesar de ser considerado un sitio construido con propósitos ceremoniales, astronómicos y habitacionales, sólo han sido encontradas en él muy pocas muestras de cerámica de uso ceremonial. En la construcción original de las pirámides se utilizó cangahua y chocoto. Actualmente muchas de estas pirámides están cubiertas con vegetación. Este centro, de interés turístico cultural, está conformado por un museo arqueológico y uno etnográfico con representaciones de viviendas indígenas. Recomendamos visitar el complejo en la mañana para poder disfrutar la espectacular vista de 15 volcanes que pueden ser observados desde la altitud de 3100 metros sobre el nivel del mar, altura a la que está ubicado el sitio. Las lagunas de Mojanda se encuentran cerca del complejo.

14. Angamarca – Localizado en la provincia de Cotopaxi, cerca de La Maná, este territorio solía ser rico en minerales. A su alrededor fueron encontrados valiosos restos prehispánicos. Las ruinas de un posible centro de adoración y una gran piedra esculpida, nombrada “Cara de Piedra”, sugieren una aproximación entre las culturas que vivieron en el área. El sitio debe haber sido un importante centro de comercio entre las culturas de la Costa y los Andes.