Hay una serie de lugares increíbles que nunca imaginaste que pudieran existir y que con solo verlos en fotografías te dejarán fascinados para siempre. ¿Te atreves a ir a alguno de ellos? Estos son los que no te puedes perder bajo ningún concepto.

Viajar se ha convertido en una de las aficiones más requeridas por todos, pero hoy día no solo se pretende ir a un lugar común sino que se buscan sitios exóticos y llamativos que cambien nuestra visión del mundo. La naturaleza es poderosa y en ella podemos encontrar rincones en los que poder perdernos y quedarnos fascinados. Se trata de numerosas ubicaciones geográficas que pasan por la Gran Muralla china hasta numerosos enclaves palaciegos que difícilmente podemos creer que en realidad existen. Aquí proponemos diez maravillas del mundo que deberías visitar antes de morir.

La Gran Muralla (China)

Construida entre el siglo V a.C. y el año 1368 y creada por el emperador Qin con la intención de crear una barrera de defensa contra la invasión mongola uniendo los diferentes puntos de defensa de China. Una vez que desapareció la dinastía Qin dejó de tener un uso práctico y se convirtió en una fuente importantísima de materiales construcción para las poblaciones cercanas.

La Gran Muralla que cuenta con una extensión de más de 6.700 kilómetros va desde el distrito de Shanhaiguan al este de China hasta Jiayuguan al oeste del país. Al mismo tiempo atraviesa seis provincias y regiones y un municipio situado al norte de China. Se estima que si se levantara una muralla de un metro de grosor y cinco de alto con los materiales de la Gran Muralla, esta daría más de una vuelta al mundo.

Taj Mahal (India)

Se trata de un increíble conjunto de edificios construidos entre 1631 y 1648 en la ciudad de Agra. Creado por el quinto emperador mogol musulmán, Shah Jahan, en memoria de su esposa, Mumtaz Mahal que murió en el parto de su decimocuarta hija. En su construcción trabajaron 20.000 obreros que mientras trabajan vivían en un sitio conocido ahora como Taj Ganj.

El Taj Mahal es considerado el más bello ejemplo de arquitectura mogola, combinado con elementos de las arquitecturas islámica, persa, india e incluso turca; teniendo una altura de 57 metros de alto. Los principales materiales por los que está compuesto son: lapislázuli, zafiros, carbón, cornalina, jaspe, jade, arenisca roja, diamantes, mármol, cristal y turquesas entre otros.

Catedral de San Basilio (Moscú)

El nombre real de esta llamativa y colorida catedral es el de Catedral de la Intercesión de la Virgen en el Montículo, un templo ortodoxo situado en la Plaza Roja de Moscú (Rusia). Levantada entre 1555 y 1561, su construcción fue ordenada por el zar Iván el Terrible para conmemorar la conquista del Kanato de Kazán.

La leyenda cuenta que el zar Iván dejó ciego al arquitecto Póstnik Yákovlev para evitar que proyectara una construcción que pudiera superar a esta, aunque parece claro que no se trata más que de una fabulación, ya que Yákovlev participó, pasados unos años, en la construcción del Kremlin de Kazá

Alhambra de Granada (España)

Estamos ante una ciudad palaciega andalusí que se encuentra en Granda. El nombre de Alhambra proviene del color rojizo de sus muros (Castillo Rojo en árabe). Las primeras noticias sobre su construcción son del siglo IX. El complejo inicial se distribuía como una ciudad en cuatro zonas bien diferenciadas: la alcazaba o fortaleza militar, la medina o ciudad comercial que servía a la Corte, los palacios del sultán nazarí, y los lugares de entretenimiento (el Generalife y otros enclaves desaparecidos).

El 2 de noviembre de 1984 esta ciudad palatina andalusí fue nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco y en el año 2011 se convirtió en el lugar más visitado de España con una cifra de 2.310.764 visitantes.

Ópera de Sidney (Australia)

La Ópera de Sidney es una de las maravillas del mundo más recientes. Su construcción comenzó en el año 1959 prolongándose hasta 1973 por iniciativa del arquitecto danés Jørn Utzon, el coste total del trabajo ascendió a un total de 102 millones de dólares.

El monumental edificio, que se estructura bajo una serie de cascos marinos, alberga varios complejos teatrales. Tiene una capacidad para más de 5.000 personas y cuenta con más de 1.000 salas, la mayoría de ellas dedicadas a estudios de música.

Machu Picchu (Perú)

Su nombre significa "montaña vieja". Situada a unos 2.350 metros por encima del nivel del mar, su construcción se inició en el siglo XV a manos de los incas en el espacio que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu en la vertiente oriental de la cordillera Central, al sur del Perú.

Se trata de un santuario en el que se guardaba la momia del fundador del imperio inca, Pachacútec. Asimismo reúne un conjunto de palacios y templos de oro llegando a albergar hasta 750 personas. Se cree fue desocupada en el año 1540 con la llegada de los españoles, y de nuevo en el año 1911 fue descubierta.

Palacio de Versalles (Francia)

Constituye una de las más espectaculares y hermosas realizaciones de la arquitectura francesa del silgo XVII. Su construcción comenzó en el año 1623 cuando el padre de Luis XIII manda a construir un pequeño castillo en lo que antes era una finca dedicada a la caza. Sin embargo cuando Luis XIII llega al trono cambia de opinión y ordena, de inmediato, que esta construcción sea ampliada.

Hasta la Revolución Francesa, los reyes fueron sucediéndose y embelleciendo el Palacio, hasta convertirse en la maravilla que es hoy día. El palacio está ubicado en el municipio de Versalles, en Île-de-France y es declarado desde hace 30 años Patrimonio Mundial de la Humanidad.

... Castillo de Praga (República Checa)

Este conjunto arquitectónico ubicado en el centro de la ciudad de Praga es uno de los más emblemáticos castillos del mundo pese a los numerosos ataques que ha sufrido durante las guerras. La historia de este lugar tan representativo se remonta a mediados del siglo IX, época que coincide con la dinastía checa de los Přemyslovci, fundadora del Estado Checo.

Se trata de un conjunto de palacios conectados por patios y pequeñas calles levantados sobre una colina. Con 750 metros de largo y 130 de ancho se constituye como el castillo más grande y antiguo del mundo.

La Necrópolis de Guiza (Egipto)

La historia de este espectacular lugar se remonta al antiguo imperio egipcio hace casi 5.000 años. Se encuentra en la meseta de Guiza, a unos veinte kilómetros de El Cairo, Egipto. En ella se encuentran las famosas pirámides edificadas por los faraones de la cuarta dinastía, Keops, Kefrén y Micerino.

La necrópolis ocupa 160 km², en la que además de encontrar las llamativas pirámides, también están los templos funerarios y la esfinge. Dentro de las pirámides hay corredores y pasadizos en los que sorprendentemente no hay ni molduras, adornos, ni pinturas, sino que se trata de paredes lisas.

Cañón del Antílope (Estados Unidos)

Este cañón es una de las maravillas más increíbles que ha creado la naturaleza. Se encuentra en la ciudad de Page, en el condado de Coconino, al norte del estado de Arizona. Esta formación se ha ido agujereando debido al paso de corrientes de agua durante miles de años, y sus paredes en algunos puntos llegan a alcanzar los 40 metros de altura. Son dos formaciones que se encuentran separadas y cada una de ellas recibe un nombre Cañón del Antílope superior y Cañon del Antílope inferior.

La razón principal por la que el cañón solo puede visitarse con guía es el peligro de inundaciones instantáneas, ya que las lluvias torrenciales en la región pueden provocar la inundación total del cañón en cuestión de minutos.

Qué.es 9 de marzo de 2015

10 maravillas del mundo que ver antes de morir