¿Quién dijo que para adelgazar había que pasar hambre?

1. Hojas de brócoli

Sorprendentemente, esta parte generalmente desaprovechada del brócoli contiene un nutriente que estimula la enzima que envía a las células a quemar grasa.

2. Nueces de macadamia

Aceleran el metabolismo y favorecen el funcionamiento de la hormona tiroidea. Además, ayudan a eliminar esas toxinas que, cuando se almacenan con la grasa, se transforman en celulitis.

3. Semillas de chía

Contienen omega-3 y un alto contenido en fibra y proteínas, por lo que son capaces de reducir el apetito. Además, aceleran el metabolismo.

4. Canela

La mitad de una cuchara de té es suficiente para disfrutar de los efectos adelgazantes de la canela. Esta especia ayuda a que la glucosa llegue antes a las células, evitando así el exceso de producción de insulina.

5. Café

Estimula la producción de adrenalina, que envía a tu organismo un mensaje clave: es momento de quemar grasa. Eso sí, es mejor tomarlo sin leche y, en exceso, puede llevar a tu cuerpo a no gestionar equilibradamente la producción de insulina.

6. Ostras

Son un alimento bajo en calorías (seis ostras aportan más o menos 50 calorías) y contienen zinc, que ayuda a reducir el apetito.

7. Alcachofas

Las alcachofas son una fuente ideal de prebióticos, al igual que otros alimentos ricos en fibra soluble como los copos de avena o el puerro.

8. Aceite de coco

Los triglicéridos de cadena media del aceite de coco se asimilan como energía, y no son almacenados como grasa.

9. Salmón

Consumir salmón de manera regular ayuda a reducir la grasa de la zona abdominal.

10. Aguacate

El aguacate contiene grasa que quema grasa. Grasa buena, que ayuda a eliminar grasa mala. La grasa monosaturada del aguacate mantiene sana la membrana de las células, y mantiene a raya a las hormonas encargadas del almacenamiento de grasa.

harpersbazaar.es 19/12/14